El matrimonio igualitario ya es válido en Aguascalientes y la reforma que hagan los diputados al Código Civil será mero trámite, señaló la presidenta del Poder Judicial del Estado, Gabriela Espinosa Castorena.

Indicó que la sentencia dictada por la Suprema Corte de Justicia y que declaró inconstitucionales los artículos que refieren que el matrimonio es la unión de un hombre con una mujer, así como que su fin último es la perpetuación de la especie, así lo establece.

Ese fallo no solamente echa abajo cualquier impedimento para que dos personas contraigan matrimonio, sino que además sería antesala a la adopción por parte de parejas homosexuales por el reconocimiento que se hace de su legítima unión como pareja.

En entrevista, refirió que el resolutivo dictado al recurso de inconstitucionalidad que promovió la Comisión Nacional de Derechos Humanos en contra de la Ley del ISSSSPEA y por ende del Código Civil, es en protección a los derechos humanos de las personas.

Recordó que nuestro país ha suscrito alrededor de un centenar de tratados internacionales para la protección de los derechos humanos y es tarea de la CNDH actualizar toda la normativa en apego a las garantías constitucionales y los tratados signados en la materia.

Como consecuencia de ello es que la CNDH hace valer la inconstitucionalidad o invalidez de los artículos que refieren esas condiciones en el Código Civil y el fallo de la Corte es inatacable, por lo que la reforma que puedan hacer los diputados no será debatida ni analizada, solamente cumplida.

Espinosa Castorena indicó que un fallo de la Suprema Corte es obligatorio y vinculante, de tal manera que no hay recurso que pueda ir en contra, y menos aún porque se trata de proteger los derechos de las personas.

En ese sentido, indicó que el Código Civil de Aguascalientes es un documento conservador, con ideas tradicionales y la sociedad ha cambiado constantemente, de tal manera que el respeto a los derechos humanos de las personas que deciden convivir de manera diferentes a las de años atrás, es lo que la ley defiende.