El día de ayer se dio a conocer de manera oficial que Virgil van Dijk, defensa central del Liverpool, sufrió de una rotura de ligamentos en su rodilla derecha, ocasionada por la fuerte entrada de Jordan Pickford en el reciente derby de Merseyside, siendo la lesión más terrorífica para un atleta, ya que estará fuera de las canchas de 6 a 8 meses.
Los Reds visitaron al Everton en la pasada fecha de la Premier League, esta rivalidad entre los dos equipos de la ciudad es una de las más fuertes en el mundo, por lo que usualmente llegan a suceder jugadas de alto riesgo, aunque esta vez le fue bastante mal al central holandés.
Corría el minuto 10 del partido, los rojos enviaron un centro al área para que Van Dijk alcanzara a rematar, pero el arquero del Everton, Jordan Pickford, no tuvo cuidado y le recetó una entrada descomunal al defensa rival, y de primera instancia por cómo se vio su pierna doblarse, estaba claro que iba a ser de peligro.
A pesar de que el holandés salió por su propio pie, los doctores temían de una rotura de ligamentos a primera instancia, y después de los exámenes correspondientes del día de ayer, se decretó que el futbolista necesitará de operación en su rodilla, contando con un periodo de rehabilitación de más de 6 meses.
Rápidamente esta noticia hizo eco en el equipo, todos los jugadores le brindaron un mensaje de apoyo a su compañero, tomando en cuenta que Virgil es uno de los pilares de este equipo, y que gracias a él lograron triunfos importantes para ganar la Champions, la Premier League, el Mundial de Clubes y la Supercopa de Europa.
De igual manera, a través de redes sociales propios y extraños mostraron su descontento con el arquero del Everton por esta dura entrada, de momento el inglés no ha hablado respecto al tema, pero sin duda cometió un grave error al dejar fuera por mucho tiempo a uno de los mejores jugadores del mundo.
Esta cirugía toma una rehabilitación de por lo menos 6 meses, por lo que podría ser que Van Dijk regrese a las canchas hasta la Eurocopa 2021 en junio del próximo, como capitán de Países Bajos, si es que llega a contar con el ritmo necesario, ya que en lo que resta de la temporada, el central no jugará más para el Liverpool.