La directora de Educación Básica del IEA, Lourdes Carmona Aguiñaga, aseveró que la vacunación contra el COVID-19 a los trabajadores de la educación es voluntaria, pero los maestros encargados de grupos directamente no podrán regresar a las aulas presencialmente si no cumplen con esta condición.

Luego, aclaró que los maestros que decidan no inmunizarse no podrán justificar que no pueden presentarse de modo físico en la escuela por haber hecho válida su decisión personal de rechazar la vacuna, pero la autoridad educativa no permitirá que se ponga en riesgo al resto de la comunidad estudiantil y docente.

Agregó que si algún profesor deja de ir a trabajar a la escuela, una vez que eso sea factible, sí será causa de falta laboral y puede ser sancionado por abandono si se acumulan las ausencias determinadas por la normatividad.

“Desde hace meses se trabaja en la estrategia del regreso a clases, se cuenta ya con los comités de salud en cada escuela y se han preparado los kits de limpieza, los profesores siguen siendo capacitados para la atención socioemocional de los estudiantes, porque será un aspecto muy importante cuando se vuelva a las instituciones educativas”.

Sostuvo que el regreso presencial a clases urge porque se sabe que va en aumento la población estudiantil intermitente, pero el retorno no volverá a ser igual a lo anteriormente conocido antes de la pandemia, aunque sí será responsable, seguro y escalonado.

Lourdes Carmona Aguiñaga indicó que los estudiantes que volverán primero serán aquellos que traen algún rezago, pero ninguno de los alumnos quedará eximido de volver a las aulas, lo único que se hará es una distribución de cada grupo durante los días de la semana.

Habrá algunos estudiantes que irán uno, dos o tres días a la semana, de acuerdo con las condiciones y necesidades de cada grupo de preescolar, primaria y secundaria, y esto será de modo voluntario tanto para padres de familia como para estudiantes.

“En las asesorías presenciales o centros comunitarios de aprendizajes se estarán atendiendo por día un promedio de 9 estudiantes como máximo”, enfatizó la directora de Educación Básica del IEA.