El SNTE expresa preocupación por la creciente problemática de la falta de agua en varias escuelas de Aguascalientes, especialmente en la zona oriente del estado. Esta situación ha llevado a escenarios críticos que han afectado directamente el desarrollo de las actividades escolares, reconoció el secretario general de la Sección 1, Ramón García Alvizo.
Estimó que más del 30% de las escuelas en el estado enfrentan este problema y, de acuerdo con información recabada por el sindicato, la zona oriente es la más afectada. Mencionó que la gravedad del problema se evidencia en casos como el de una escuela en La Florida, en el oriente, que se vio obligada a suspender clases por la falta de agua. Situaciones similares se han reportado en otras instituciones de la zona sur.
Afirmó que esta problemática ha obligado a los docentes y directivos a tomar medidas emergentes, utilizando recursos propios para garantizar el suministro de agua, indispensable para la higiene y el bienestar de los alumnos. Por ello, se están organizando para comprar tinacos y construir cisternas, aunque estas soluciones provisionales no son suficientes a largo plazo.
Subrayó la necesidad de trabajar en conjunto con las autoridades educativas para obtener un panorama preciso sobre la magnitud del problema, con el fin de planificar y ejecutar soluciones efectivas que puedan mitigar el impacto del desabasto. «Vamos a tener que colaborar con la autoridad educativa para que nos presente el informe de cuántas escuelas están afectadas. Aunque hay información, no la tenemos con total precisión”, indicó.
Enfatizó que, si bien la responsabilidad de esta situación recae en la autoridad educativa, el SNTE está comprometido a colaborar y reforzar las campañas con el objetivo de promover prácticas sostenibles y eficientes en el uso del agua.