Para el 2021, la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente informó que a las empresas que facturan operaciones simuladas (EFOS) y que trasmiten pérdidas fiscales indebidas ya se les podrán restringir de modo definitivo sus sellos digitales, lo cual fue prohibido a lo largo del presente año.
Pamela Cueva Mendoza, delegada de la Prodecon, aseveró que aquellos contribuyentes que tienen serios problemas en su situacion fiscal o que están en la lista negra del SAT no podrán acceder a la restricción temporal, para ellos será una cancelación definitiva de su sello digital, si bien tendrán sus plazos legales para acreditar si es o no correcta la medida.
Agregó que la desventaja por no pasar por el proceso de restricción temporal es que al momento de presentar la aclaración no podrán tener la reactivación inmediata al día siguiente como estuvo vigente este ejercicio 2020, aunque en los hechos el SAT no realizó ningún procedimiento de esta índole.
La delegada de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente detalló que el procedimiento de restricción temporal tiene sus ventajas para que las empresas puedan seguir facturando, pero ahora con la cancelación no se puede continuar con la operación de los negocios.
“Esta medida se encuentra aprobada en los artículos 17H y 17H Bis del Código Fiscal de la Federación, y se refieren a la facultad de la autoridad fiscal para cancelar los sellos digitales de los contribuyentes”.
En el ejercicio 2020 se dieron diversos ajustes en esos artículos, pero ahora las modificaciones importantes son que se elimina la posibilidad de que los EFOS, es decir, aquellos que facturan operaciones simuladas y los que trasmiten pérdidas indebidas que se traduce en simulación, ya no tendrán la posibilidad de que primero se les restrinja temporalmente el sello digital.
Este año 2020 se estableció una reforma al CFF para que la autoridad no pudiera cancelar de manera definitiva el sello digital, porque antes de hacerlo debe hacer pasar a los contribuyentes por un procedimiento de restricción temporal del sello digital, en tanto la persona moral o física acredita si estuvo bien o incorrecta esta cancelación.
Esta restricción se aplica a todos los contribuyentes con irregularidades y por ende el SAT investiga la situacion fiscal. “La reforma que se aplicará en el 2021 es la restricción temporal del sello digital para los contribuyentes con excepción de los EFOS y los que simulan pérdidas fiscales, a quienes se les aplicará la cancelación definitiva”, concluyó.