Sin pistas de madre e hijo desaparecidos

Agentes de la Fiscalía Especializada en Materia de Desaparición y Localización de Personas (FEMDLP) de la FGE llevaron a cabo un cateo en un local ubicado en el tianguis de la Línea de Fuego que se ubica en la colonia San Pablo, como parte de las investigaciones que se llevan a cabo para localizar a una mujer y a su hijo que se encuentran desaparecidos desde el pasado día 31 de marzo.

Fue en la fecha antes señalada, cuando se registró la desaparición de quien fue identificada como Ileana López de Luna, de 45 años y su hijo Santiago de Jesús Sánchez López, de 6 años.

Sus familiares acudieron a la Fiscalía General del Estado para denunciar su desaparición, por lo que se activó el Protocolo Alba y la Alerta Ámber para tratar de localizarlos.

Cuando agentes de la FEMDLP iniciaron las investigaciones, descubrieron que la mujer sostenía una relación sentimental con un hombre identificado como José Elías Limón, de 68 años, quien vivía en la calle Bonampak, en el fraccionamiento Pirámides.

Fue el día 2 de abril que esta persona fue trasladada a rendir su declaración ante el agente del Ministerio Público de la FEMDLP y argumentó que el día 31 de marzo del 2024, sostuvo una discusión con Ileana, debido a problemas económicos.

Agregó que la mujer atendía un local comercial ubicado en el tianguis de la Línea de Fuego, en la colonia San Pablo y que para adquirir mercancía, se había endeudado a tal grado que ya no podía pagar los intereses que le cobraban.

Indicó que el día 31 de marzo estuvieron platicando e Ileana le pidió dinero prestado para pagar su deuda, pero debido a que se negó, sostuvieron una discusión. Señaló que ese día dejó a la mujer y a su hijo a la altura de la tienda Oxxo que se ubica frente al edificio del INEGI y desde entonces ya no volvió a tener noticias de ellos, sino hasta que se enteró de su desaparición.

Posteriormente, el sábado 6 de abril a las 10:30 de la mañana, fue localizado el cadáver de un hombre identificado como Javier, de 68 años, luego que se suicidó en el interior de su domicilio ubicado en la calle Bonampak, en el fraccionamiento Pirámides.

El hallazgo fue realizado por uno de sus cuñados de nombre Juan, quien indicó que fue a buscarlo debido a que desde hace varios días no tenía noticias de él. El hombre fue encontrado colgado del cuello con un mecate color amarillo, que amarró al barandal de las escaleras que comunican a la segunda planta de su vivienda.

Hasta el lugar de los hechos acudieron policías preventivos del Destacamento “Morelos” y paramédicos del Grupo de Operaciones Aéreas de la SSPM, además de agentes del Grupo Homicidios de la PDI, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales de la FGE.