Más de media tonelada de producto cárnico que era transportada sin los permisos correspondientes y que además no contaba con las condiciones de salubridad adecuadas, fue asegurada por elementos de la Policía Estatal, en la puerta de acceso sur. Mientras que el conductor de la unidad en la que se disponía ingresar al estado, fue detenido y presentado ante las autoridades correspondientes.
Lo anterior, se originó cuando los oficiales ubicados sobre la carretera federal 45, a la altura de la comunidad de Peñuelas, detectaron en circulación de norte a sur, una camioneta Toyota Tacoma, en color gris y con placas de circulación del Estado de Jalisco, la cual transportaba una caja con varias cabezas de bovino, por lo que le marcaron de inmediato el alto a su conductor. Al aproximarse los uniformados y solicitarle sus documentos que acreditaran la propiedad de la carne, quien dijo llamarse Ricardo, de 30 años de edad, originario del Estado de Jalisco, manifestó no contar con ellos, así como tampoco con ningún permiso expedido por autoridades de salubridad.
Al detectar que la carne no iba refrigerada, los policías dieron aviso de lo ocurrido al verificador fitosanitario del ISSEA, por lo que los 584 kilogramos de carne en canal fueron asegurados, mientras que el conductor de la camioneta fue presentado ante la Fiscalía General del Estado.