En Aguascalientes no hay aun ninguna sospecha de presencia de una segunda cepa que provoque el COVID-19, así que las pruebas que aplican son por sintomatología y a quienes al paso de 5 o 7 días posteriores de contacto directo con algún positivo, manifiesten señales de posible contagio, pero hasta ahora sólo se sigue en la identificación del SARS-CoV-2.
Así lo manifestó la directora de Área de Control y Enfermedades del ISSEA, María Eugenia Velasco Marín, quien indicó que también se han enviado al Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE), 25 pruebas sobre posible re-contagio de la primera cepa identificada en la entidad, pero aún no se ha tenido respuesta.
En cuanto a las vacunas anti-COVID que han comenzado a aplicarse, advirtió que hay algunas alergias que en caso de ser padecidas por alguna persona, podría no ser candidata a ser inoculada, por ello es que al momento de la aplicación, se solicitan datos a quienes las reciben sobre posibles alergias y sus características, pero en el caso de “las personas que tienen muchísimas alergias, es con las que se debe tener precaución”.