A pesar de ser una temporada corta en las Grandes Ligas, las sorpresas no llegaron este año en cuestión de los equipos que han logrado llegar a las series divisionales ya que son cinco de ocho los equipos que repiten en esta instancia con respecto al año pasado demostrando que la continuidad en un proyecto trae resultados positivos, pero sobre todo que las diferencias con respecto a los demás equipos siguen siendo importante.
En 2019 en la Liga Americana las series las protagonizaron Rays ante Astros en donde terminó ganando Houston por 3-2 y los Yankees que superaron 3-0 a los Twins, en esta ocasión tres de los cuatro equipos lograron repetir, solamente Minnesota falló en su intento de revancha cediéndole el lugar a los Athletics de Oakland que tras una excelente campaña tratarán de ser el caballo negro que llegue lejos. Ahora otra diferencia que hay este año es que los Rays y los Astros no se verán las caras por lo pronto, Houston se medirá ante Oakland mientras que Tampa chocará ante New York en una rivalidad importante que tomará el protagonismo en esta liga.
Del lado de la nacional sí hay más cambios. Solamente los Braves y los Dodgers lograron repetir en esta instancia, ambos quedándose en la serie divisional el año pasado tras ser eliminados por los Cardinals y los Nationals, respectivamente. Al igual que en 2019 quedaron como los dos mejores sembrados y arrancan como favoritos a llegar a la serie de campeonato ante el choque que tendrán en esta ronda ante los equipos sorpresas de este año. Los Marlins y los Padres dieron el batacazo en la ronda de comodines al eliminar a Cubs y Cardinales que eran favoritos, esto lo tratarán de replicar en la ronda divisional con el sueño de seguir sorprendiendo. Sin embargo, tanto Dodgers como Braves tienen la ventaja de saber lo que significan estas etapas queriendo por fin llegar a la ronda de campeonato.