Un grupo de no más de cincuenta trabajadores de las diversas plataformas de transporte público que operan en el estado, se manifestaron en contra de las autoridades encargadas de regular el servicio. Los inconformes consideran injustos y exagerados los cobros en trámites nuevos para su operatividad, como son el engomado y la ficha de identificación.

Los operadores de plataformas como Uber, Didi, Bolt, así como Beat y Fiu, se concentraron en el transcurso de la mañana sobre la avenida Paseo de la Cruz, a espaldas del Tecnológico de Aguascalientes. Posteriormente, emprendieron su recorrido hasta llegar al centro de la ciudad, haciendo sonar el claxon como protesta.

Mientras eso sucedía, autoridades de Seguridad Pública Estatal, así como de la Coordinación de Movilidad, apoyados también por elementos preventivos y agentes viales, esperaban el ingreso del mismo contingente a la calle Madero, frente a la Plaza Principal para intervenir en caso de ser necesario.

Varias grúas fueron colocadas sobre la arteria mencionada, limitando el acceso desde Morelos y hasta Victoria por un solo carril. Pasada la una de la tarde, llegaron enfilados los automovilistas, quienes por varios minutos se apoderaron de la calle a pesar de que elementos de seguridad pública hacían presión para que retiraran las unidades. Lo anterior ocasionó que fuera cerrada dicha arteria por espacio de 40 minutos.

Fernando López, uno de los trabajadores inconformes, explicó que el motivo de la movilización pacífica, obedece a la arbitrariedad que aseguró existe contra ellos, a quienes se les cobra por trámites innecesarios.

El engomado y el tarjetón de identificación tienen un costo total de 500 pesos, sin embargo, reclamó en voz de los ahí presentes, que cada vez más, las autoridades encargadas de regular el transporte van poniendo nuevos requisitos, lo que se está volviendo incosteable para algunos de ellos. Los operadores no descartaron que de continuar con la negativa de parte de la autoridad para negociar sobre el tema en particular, se realice otro tipo de movimientos.

“Somos alrededor de 600 trabajadores que estamos inconformes, ahorita venimos menos porque nos amedrenta la autoridad con patrullas y fotos. Solamente pedimos que si nos piden esos trámites que son para taxistas convencionales, a nosotros también se nos deje ruletear, es decir levantar pasaje como a ellos”, indicó.

¡Participa con tu opinión!