En lo que va del año, el Centro de Integración Juvenil en Aguascalientes reporta cifras similares al año pasado y las drogas legales más consumidas entre la población son el alcohol y el tabaco, mientras que de las sustancias ilegales se mantiene el cristal aunque con la pauta de que repunta la marihuana, informó su director Mario García Martínez.
El 14% de las personas que solicitaron tratamiento en el primer trimestre del 2020 se relacionaron con alcohol, un 18% fue para tabaco, un 25% para marihuana y un poco más del 50% se relacionaron con varias sustancias encabezadas por la metanfetamina o cristal.
El titular del CIJ señaló que con la cocaína ya no se tiene una alerta epidemiológica en Aguascalientes, pero se han comenzado a registrar algunos casos en formato de crack, las cuales suelen acompañarse con otras sustancias psicoactivas como el alcohol y la marihuana.
Mario García Martínez comentó que la población joven que consume alguna sustancia puede tardarse entre 6 y 8 meses en ser llevados a un tratamiento profesional para superar la adicción, una vez que sus papás se percatan de esa situación y ponen manos a la obra para apoyar a su hijo.
En el caso de los mayores de edad, las personas se pueden tardar un promedio de 2 a 3 años para que soliciten algún apoyo a su situación. Este es el comportamiento que sucede respecto a todas las sustancias psicoactivas ilegales, detalló Mario García Martínez.
Respecto a las sustancias legales, la petición de ayuda puede tardarse muchísimos años para solicitar apoyo, y en cuanto al tabaco la gente suele pedir apoyo después de los 63 años de edad, luego de haber vivido una carrera de 30 o 40 años de fumadores, apuntó el director del Centro de Integración Juvenil.