Fernanda Tapia
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- Que la Feria Internacional del Libro (FIL) se celebre de forma virtual le costará a Jalisco dejar de recibir una derrama de alrededor de 330 millones de dólares, y el impulso necesario para levantar al turismo.

Esta cifra considera los gastos que en años pasados hicieron los asistentes en hospedaje, alimentos, transporte y visitas a destinos turísticos en el marco de la exposición, de acuerdo con las estimaciones del comité organizador de la FIL.

En su edición del 2019, el evento atrajo en 9 días a 188 mil 162 visitantes, de los cuales, el 15 por ciento fueron nacionales, y el 3 por ciento, internacionales. Sólo los expositores incluyeron a 2 mil 417 editoriales de 48 países.

En esos días, la ocupación hotelera en la entidad se acercó al 100 por ciento, y aunque este año no proyectaban la misma cantidad de turistas por la pandemia de Covid-19, la esperanza es que pudiera incrementarla por lo menos al 50 por ciento, compartió Juan Carlos Mondragón, presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles de Jalisco.

“Nosotros teníamos la esperanza de que el último cuatrimestre del año, septiembre, octubre, noviembre y diciembre, mejorara. Evidentemente el anuncio del día de hoy de la cancelación de la FIL (…) en temas de reactivación económica nos da el puntillazo en términos de esperanza de que la reactivación sea un hecho”, afirmó.

Con la cancelación de la parte presencial de la FIL, estimó que quedará lejos la meta de cerrar el año con una ocupación hotelera promedio del 29 por ciento, y en cambio, estiman que rondará el 24 o 25 por ciento.

Actualmente, la ocupación en la Zona Metropolitana de Guadalajara es del 30.48 por ciento.

“Estaba empezando a haber una recuperación lenta pero consistente, y por eso es que nosotros estábamos esperando que los eventos que quedaban en Expo, y en Palcco, y en el centro cultural universitario, pues estuvieran contratados se mantuvieran (…), que se cancele la FIL sí nos preocupa mucho y esperamos que no se caiga este crecimiento de aquí a diciembre”, indicó.

Agregó que les preocupa que este hecho incentive a otros eventos programados para el final del año a cancelar también.

Para Expo Guadalajara, perder la edición 35 de la FIL por primera vez en su historia, le costará alrededor de 10 millones de pesos, por lo que estiman cerrar el 2020 con una pérdida de 90 millones de pesos con respecto a sus ganancias del 2019, indicó su presidente, Guillermo Cervantes.

“Representa un problema económico, porque nos están avisando menos de 60 días antes de su realización, entonces para nosotros en términos de negocio no es fácil reponer ese negocio, eso es un reto”, afirmó.

Aunque aseguró que entienden los motivos de la decisión, la gran perdedora es la ciudad, pues la FIL es la exposición más larga y que más turistas atrae.

“Por supuesto que Expo Guadalajara pierde un ingreso, pero yo te puedo decir que somos el menor ingreso de FIL, el ingreso fuerte es para la ciudad, la derrama económica es de más de mil millones de pesos, entonces eso no llega a Guadalajara y te puedo decir que es el gran golpe a nuestra economía”, dijo.