Los diputados están listos para recibir la revisión de las cuentas públicas, que si bien es un tema fundamentalmente técnico, por lo regular, al llegar a manos del Legislativo, se convierte en asunto político y de “jaloneos”, lo cual se espera evitar en esta ocasión, expresó el presidente de la Comisión de Vigilancia en el Congreso del Estado, Jaime González de León.

La intención es esperar la revisión de las cuentas y documentos que envíe el Órgano Superior de Fiscalización como las contralorías, y que se haga un trabajo profesional, “trataremos desde la Comisión de Vigilancia, que el Osfags tenga los perfiles que deban de ser para hacer un buen trabajo”.

Por lo pronto, aseveró que se debe garantizar que el trabajo de revisión de las cuentas tanto del Gobierno del Estado, concretamente los gastos del mandatario y su gabinete, se hará sin favoritismos o condescendencias, considerando que si bien, algunos diputados trabajaron en el equipo del Gobierno Estatal, su papel y desempeño ahora tendrá que ser otro, además, se debe confiar que los cinco diputados, emanados de diferentes fracciones parlamentarias son personas íntegras y harán un buen trabajo.

“El trabajo está garantizado para que haya la objetividad necesaria y se den a conocer los resultados de la revisión que ese órgano técnico realizó”, insistió González de León.

En el Congreso del Estado también hay algunos ex alcaldes, es el caso de Pabellón de Arteaga, Calvillo y Asientos, que ahora son diputados, y sus cuentas también tendrán que ser revisadas, por lo que insistió, el trabajo será objetivo y profesional, y aseguró que el ser ahora compañeros de legislatura, no será impedimento para que se hagan revisiones y observaciones de fondo.

Por otra parte, el diputado presidente de la Comisión de Vigilancia, adelantó que será en próximos días cuando se hará la designación del Contralor del Congreso del Estado, que también deberá entrar de lleno al tema de las observaciones hechas por presunto desvío de recursos o compra de facturas falsas, por parte de los diputados de la anterior legislatura.

Mencionó hay temas que deberán ser aclarados, como es el hecho que presumiblemente entre 2018 y 2019, hubo empresas que cobraron más de 140 millones de pesos al Congreso del Estado por supuestos servicios administrativos y legislativos, pero de momento es complicado hacer alguna aseveración, antes bien, se deberá esperar a que se defina al titular de la Contraloría legislativa, para que se trabaje en el esclarecimiento de esos hechos.