Con una victoria de 2-0 y un global de 4-0, el Manchester City dejó fuera al Borussia Mönchengladbach en la ronda de octavos de final de la Champions League para así colocarse dentro de los mejores ocho equipos de la competencia más importante a nivel de clubes.
El día de ayer, los equipos de Manchester City y Borussia Mönchengladbach volvieron a verse las caras en Hungría para decretar al ganador de la serie de octavos de final; los Citizens llegaron con una ventaja de 2-0, así que ayer fue mero trámite para seguir vivos en el certamen.
El primer tanto del partido lo anotó Kevin De Bruyne, al minuto 12, con un zapatazo desde las afueras del área, mientras que, al 18′, Phil Foden hizo una gran jugada individual para llegar al marco contrario, pero, antes de ingresar al área, le cedió el balón a Ilkay Gundogan, quien definió correctamente para poner el 2-0.
Para la segunda parte, el equipo de Pep Guardiola tuvo más oportunidades de marcar y hacer aún más grande su triunfo, pero, por más que lo intentaron, no pudieron anotar más goles, conformándose con un triunfo de 4-0 global.
Este miércoles, se conocerá a los dos últimos invitados de la ronda de cuartos de final; por un lado, el Bayern Múnich completará su trámite ante la Lazio al tener una ventaja de 4-1, mientras que, en Londres, el Chelsea tratará de aprovechar su ventaja de 1-0 contra el Atlético de Madrid.
La temporada del Manchester City ha sido bastante buena en términos generales, ya que son los únicos en mantenerse vivos en cuatro competiciones diferentes, recordando que son líderes en la Premier League, finalistas en la Carabao Cup y uno de los mejores ocho de la FA Cup, además de estar en pie en la Champions League, así que tendrán que demostrar su verdadero potencial en Europa para ser considerados como favoritos a ganar la orejona.