Sineli Santos
Agencia Reforma

CDMX.- Hace un año, previo al Gran Premio de Bélgica, Checo Pérez hacía oficial la extensión de su contrato con Racing Point hasta 2022. Hoy, llega el tapatío a Spa entre dudas de su permanencia.
Entre la incertidumbre de si el equipo le respetará el acuerdo de correr otros dos años más con ellos o si se decantará por iniciar su nueva etapa como Aston Martin con Sebastian Vettel y Lance Stroll, Pérez sigue demostrando que seguirá siendo un buen activo, tanto comercial como deportivo, para cualquier equipo.
Detrás del piloto mexicano, Telmex, Claro, Telcel, Infinitum, Interprotección, Red Cola, Jalisco en México y Xades se han encargado de respaldar su carrera y de abonar cada año a la escudería en la que se encuentre de 14 a 15 millones de euros, de acuerdo a un estudio realizado por Formula Money, Sport Business y Black Book F1.
De salir Pérez de Racing Point al finalizar la temporada, el equipo propiedad del empresario Lawrence Stroll sufriría una merma significativa, pues lo que aportan sus marcas personal es equivalente a la de su patrocinador principal, BWT AG.
“Racing Point no es Ferrari, no es Red Bull, no es Mercedes, o de las escuderías económicamente fuertes de la Fórmula Uno y quiero pensar que lo que aportan las marcas mexicanas a la escudería deben ser particularmente grande o importantes. Imagínate perder 15 millones de euros así de golpe. Si es bastante dinerito.
“El patrocinador oficial de Racing Point es la marca de BWT, según un estudio que se realizó, se dice que le paga casi 14 millones de euros por año por ser el patrocinador principal. Quiero pensar que entre las dos marcas, o sea, entre lo que reciben de las marcas mexicanas y lo de BWT prácticamente le están haciendo la totalidad o si no el 70 u 80 por ciento de los ingresos de Racing Point”, explica Francisco San José, catedrático de mercadotecnia deportiva de la Escuela de Ciencias del Deporte de la Universidad Anáhuac a Grupo REFORMA.
Escudería Telmex, que desde 2011 apostó por el tricolor, cumple una doble función, pues por un lado es patrocinador personal de ‘Checo’ y, por el otro, forma parte del selecto grupo de marcas de la propia escudería, por lo que, su permanencia tampoco está garantizado en caso de prescindir del mexicano.
“Habría que ver cuáles son las cláusulas bajo las cuales se firmaron, es decir, si hay un tema que tiene que ver con la permanencia de ese piloto para que siga estando el patrocinador o si es un patrocinador que ya vio la bondades de la Fórmula Uno como vehículo de exposición de la marca”, dijo el catedrático.

EL CASO VENEZOLANO
En 2011, además de Sergio Pérez, también llegó a la Fórmula Uno el venezolano Pastor Maldonado.
Firmado por la escudería Williams, Pastor encontró en el gobierno y en Petróleos de Venezuela (PDVSA) a sus principales patrocinadores.
Anualmente, la empresa paraestatal inyectaba 35 millones de dólares y se mantuvo al lado del piloto hasta que duró su carrera.
Cuando Pastor Maldonado dejó la máxima categoría, PDVSA también se retiró del negocio.
“Los patrocinadores son tan importantes que en muchas ocasiones justamente la decisión de poner a un piloto por encima de otro a manejar un coche de Fórmula Uno pasa precisamente por el acompañamiento de marcas y de la nacionalidad del piloto”, asegura el catedrático en mercadotecnia, Francisco San José.
GRAN APORTE
En 2019, todos los patrocinios personales de Sergio Pérez invirtieron cerca de 15 millones de euros a Racing Point.
Entre 2014 y 2015, Telcel y Telmex invirtieron 5 millones de dólares cada una y Claro 6 mdd.
50 mdd ha aportado “Checo” Pérez a las escuderías de Sauber, McLaren y Force India, en patrocinios.
*De acuerdo a estudios realizados por Formula Money, Sport Business y Black Book F1.