El presidente de Estados Unidos, Donald  Trump, informó esta mañana que los ataques con misiles que Irán lanzó contra bases militares de Estados Unidos y las fuerzas de la coalición en Al Asad e Irbil (Irak), en respuesta por el asesinato del comandante militar iraní Qassem Soleimani, no registraron bajas ni heridos.

En un mensaje a la nación, el mandatario norteamericano aseguró que su país nunca permitirá que Irán cuente con armas nucleares y que se impondrán fuertes sanciones a aquella nación.

Trump reiteró que Estados Unidos no desea hacer uso de la fuerza militar y que por el contrario, se busca ‘abrazar la paz’.