fbpx
Inicio Local

Sin aumento, se detiene modernización: ‘Urbaneros’

Aunque de momento se tomó la determinación de no aumentar el costo al pasajero del transporte público, llegará el momento en que se tenga que volver a plantear esa necesidad, sobre todo si lo que se busca es que haya mejoras generales en la prestación del servicio, que además de la pandemia, ha sufrido estragos con los incesantes ajustes en el precio del combustible y refacciones principalmente.

El vocero de la línea de autobuses urbanos, “Amarillos del Oriente”, Salomón Gutiérrez Mayorga, subrayó que tan sólo el diésel se lleva entre el 30 y 40% de la inversión diaria, y con el aumento que ha tenido en los últimos tres meses, de 4 pesos por litro, ha hecho cada vez más difícil solventarlo.

El aumento en el precio del diésel y de las refacciones “nos ha pegado fuertemente”, sin embargo es algo de lo que no se puede prescindir, pues es el insumo básico para este servicio, “el combustible y la mano de obra, son los consumibles más importantes para nosotros”.

Tal como se estableció por parte del Consejo Consultivo del Transporte, se acatará la disposición de que no habrá el ajuste solicitado, para el caso del camión urbano, de hasta 16 pesos por pasajero, propuesta que se planteó considerando el estudio económico en el que se consideró el costo de los insumos y la necesidad de continuar con la modernización de las unidades.

En este tenor, comentó que se inició con el programa de renovación de camiones urbanos, pero “ahorita lo tenemos detenido, porque el recurso no nos da para eso, pero sí tenemos esa necesidad de modernizarnos año con año”, y eso fue uno de los puntos por lo que se propuso el ajuste de la tarifa, que de momento tendrá que esperar a mejores tiempos.
Gutiérrez Mayorga resaltó que los concesionarios del transporte colectivo han sido de los afectados de la pandemia, “nuestra realidad económica no es la mejor, porque el año pasado, después de febrero, la demanda de usuarios bajó hasta en un 50%, en algunas rutas más que en otras”, y si bien, ahora se nota algo de recuperación, falta más, lo cual se espera tener una vez que inicie el siguiente ciclo escolar, con la esperanza de que los estudiantes asistirán a clases presenciales y eso podría ayudar a la recobrar la demanda natural, y es que “los estudiantes son un factor muy importante en la movilidad en el transporte”.