Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La elección del sindicato petrolero arrancó con el dominio de viejos aliados de Carlos Romero Deschamps, ex Secretario General acusado de enriquecimiento ilícito y de tender una red de corrupción y complicidades en esa organización y en Pemex.
La supuesta democratización del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) mostró ayer la cara del caciquismo con la imposición de votar por planillas únicas y la intimidación a trabajadores de sufragar por el candidato oficial.
Ayer se realizó la primera fase para elegir secretario general en 12 de las 36 secciones.
En la sección 10 con sede en Minatitlán, Veracruz, se impuso en la planilla única a Jorge Wade Zúñiga, actual Secretario del Interior e hijo de Jorge Wade González, cacique de esa región petrolera.
En la Sección 47 en Ciudad del Carmen, Campeche, ganó el único aspirante, Víctor Matías Hernández Colunga, impulsado por Víctor Manuel Kidnie de la Cruz, eterno líder de esa Sección y quien ha sido acusado ante la FGR por fraude y lavado.
En la Sección 34 de la CDMX se presentó una planilla encabezada por Héctor Sosa, ex dirigente de la sección 34 (2013-2015 y 2016-2018) y aliado de Romero Deschamps.

¡Participa con tu opinión!