El caso de crueldad animal registrado en días pasados en la colonia López Mateos, en el municipio de Calvillo, corre el riesgo de quedar impune, reconoció Ofelia Castillo Díaz, titular de la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (Proespa). Lo anterior, luego de que vecinos de la zona han decido limitarse de aportar datos que permitan dar con el paradero del o de los responsables, de la muerte de una camada de 18 cachorros.
La funcionaria indicó que con la intención de marcar un precedente en el castigo de maltrato animal, y evitar el registro de más casos que atenten contra su bienestar, es necesario que cualquier persona que tenga conocimiento de abusos, aporte la información ante las autoridades competentes. Castillo Díaz detalló que en lo que va del año, su dependencia ha atendido un total de 602 reportes, de los cuales 382 corresponden a casos de maltrato animal.
ASUNTOS POR RESOLVER. Actualmente, la Proespa tiene más de 40 expedientes abiertos en proceso de aplicarles las sanciones administrativas correspondientes, además de un total de 20 sancionados. Las penas administrativas estipuladas en la ley de bienestar animal, contemplan el pago hasta de 44 mil pesos a quien resulte culpable, mientras que legalmente, la Fiscalía General del Estado podría aplicar sanciones hasta de 3 meses de prisión por maltrato animal.
Finalmente, las autoridades solicitaron el apoyo ciudadano para denunciar cualquier situación que atente contra las mascotas, las cuales se pueden hacer de manera anónima por WhatsApp al número 449 182 33 17.

“Supongo que por el miedo de la gente de que se pudieran enfrentar a alguna represalia la gente ya no ha querido aportar más información. No hemos podido obtener el nombre ni la dirección. Le estamos dando el seguimiento para poder llegar a las últimas consecuencias, pero es fundamental la participación ciudadana…” Ofelia Castillo Díaz, Proespa