Siguen volando los Rockets

Si hay un equipo diferente al resto en la NBA, son los Rockets de Houston que no cuentan con un jugador alto que domine la pintura y basan su juego en las rotaciones, coladas, pero sobre todo en los tiros de larga distancia. Para prueba de ello están los 56 intentos que hicieron ayer en el segundo juego de la serie ante el Thunder que es una marca para playoffs; en esta oportunidad Houston no dependió de James Harden para sacar el resultado con una aportación excelente de todos sus jugadores que hicieron imposible lograr una buena defensa para Oklahoma.
A lo largo de todo el partido la paridad se mantuvo entre Rockets y el Thunder con diferencias muy pequeñas, la más grande fue al finalizar el segundo cuarto que se estiró a seis puntos para Oklahoma que parecía iba a reaccionar empatando la serie. Sin embargo, siete jugadores de Houston superaron la barrera de los 10 puntos otorgándole movilidad al equipo que no se cansó de realizar tiros de tres que fueron marcando la pauta del partido. El momento cumbre fue en el último cuarto cuando con diferencia de 8 puntos Harden marcó un triple precioso a falta de dos minutos separando a 11 puntos a los Rockets, desventaja que no pudo recortar Oklahoma por más que intentaron. Con marcador de 111-98 Houston se pone 2-0 en la serie recordando que no tienen a Russell Westbrook por lesión y parece que no estará tampoco para el tercer partido de la serie.
Harden fue el mejor anotador para los Rockets con tan sólo 21 puntos, un número bajo para lo que suele aportar, además consiguió 9 asistencias y 5 rebotes. Shai Gilgeous-Alexander fue el mejor anotador del juego con 31 puntos, pero el Thunder sólo tuvo cuatro jugadores que superaron la barrera de los 10 puntos entre ellos Chris Paul que sumó 14 unidades sin estar tan claro al momento de disparar. Houston toma una importante ventaja en la serie que continuará mañana a las 17:00 horas.