Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Sistema de Transporte Colectivo (STC) tendría que seguir pagando a la empresa española CAF, hasta 2026, por el arrendamiento de 30 trenes de la Línea 12, aún cuando se mantenga cerrada total o parcialmente por el colapso de un tramo elevado, que provocó la muerte de 26 personas.
El contrato de arrendamiento de trenes de mil 588 millones de dólares, adjudicado directamente a CAF en 2010, establece que en casos fortuitos o de fuerza mayor que obliguen a parar el servicio, “el STC continuara pagando la contraprestación base, aunque no estén siendo prestados los servicios materia de este contrato”.
El contrato, adicional a los cerca de 26 mil millones de pesos que costó construir la línea, también aclara que el caso fortuito prorrogará la vigencia, y CAF no podrá cobrar por el tiempo extra de servicio, es decir, lo que se le pague durante el cierre será considerado como un anticipo de servicios adicionales.
Según el presupuesto autorizado, CAF puede cobrar hasta 99 millones de dólares en 2021, y 107.2 millones de dólares en 2022.