Agentes de la FGE apoyados por policías estatales, llevaron a cabo un operativo en el municipio de Jesús María, con la finalidad de ubicar a una célula de un grupo de la delincuencia organizada que aparentemente intenta “calentar” la plaza y que en los últimos días ha participado en varias actividades delictivas.
Lo anterior, a raíz de la balacera que protagonizaron el pasado jueves por la tarde-noche, en el fraccionamiento La Ribera, en el municipio de San Francisco de los Romo.
Fue a las 19:30 horas, cuando habitantes de la calle Texcoco y esquina con la calle Napizaro, reportaron al número de emergencias 911 que se estaba registrando una balacera.
De inmediato acudieron policías preventivos de San Francisco de los Romo y policías estatales, además de agentes de la FGE.
Al hacer su arribo, se percataron que un grupo de sicarios había disparado hacia la fachada de una vivienda que es señalada como centro de venta y distribución de drogas.
La finca presentaba varios impactos de bala, principalmente en una la barda. En total se localizaron 10 casquillos percutidos calibre 9 mm.
Testigos manifestaron que los agresores habían escapado a bordo de un coche Ford Ikón, color azul marino con el cofre negro y con placas de circulación del estado de Texas, Estados Unidos.
De inmediato se implementó un operativo en la zona y momentos más tarde, la unidad automotriz fue encontrada abandonada en la calle Poncitlán y esquina con la calle Culhuacán, en el mismo fraccionamiento La Ribera.
Más tarde, se estableció que el coche Ford Ikon, fue robado con violencia por un grupo de sujetos fuertemente armado, de un lote de autos ubicado en la avenida Guadalupe, a la altura del poblado de Maravillas, en el municipio de Jesús María.
Durante la incursión del grupo armado, también sustrajeron una camioneta Chevrolet Silverado, que hasta el momento no ha sido localizada.