La Contraloría General del Estado está investigando la aplicación de 1,500 millones de pesos distribuidos en la realización de más de 800 obras a cargo de dependencias como la Secretaría de Obras Públicas, el Instituto de Infraestructura Educativa y el Instituto del Agua.

Esto lo dejó de manifiesto el contralor estatal, Arnoldo Hernández Gómez Palomino, tras dar a conocer que son 12 los supervisores de la Contraloría, los que se hacen cargo de la labor que se lleva en materia de obras públicas.

En información publicada en la edición de ayer de este Diario, se hizo referencia a 26 procedimientos de investigación iniciados contra funcionarios de las dependencias antes citadas, y por error involuntario se refirió que eran 12 mil 500 millones de pesos, cuando la cantidad en investigación son 1,500 millones de pesos, ameritando la aclaración correspondiente.

Los procedimientos iniciados son en contra de funcionarios de la Secretaría de Obras Públicas, el Instituto de Infraestructura Educativa y del Inagua, en tanto las principales deficiencias encontradas tienen que ver con posible incumplimiento de contratos, lo relativo al proceso de adjudicación  y ejecución de las obras.

Lo que se debe destacar, aseveró el Contralor, es la confianza depositada en esta área por parte de quienes han denunciado los hechos que ahora se investigan.

Hernández Gómez Palomino, comentó que si bien hay procedimientos en investigación por presunta responsabilidad, también se debe mencionar que «a veces no son metidas de mano, sino metidas de pata o negligencias», o que se autorizan entregas de obra con el compromiso de constructores de completar las deficiencias al cumplir contratos, y esa confianza es la que les lleva a enfrentar procedimientos de responsabilidad como los que ahora se tienen en manos de la Contraloría Estatal.