La Fiscalía General del Estado informó que el estudio Histopatológico que realizó la Dirección de Investigación Pericial sobre la abogada que fue encontrada muerta en el interior de una habitación del Hotel “Casa Belén”, arrojó que la causa de muerte fue por asfixia.
Sin embargo, dentro del trabajo multidisciplinario que se está realizando, aún no se concluye con el dictamen de la autopsia psicológica, por lo que todavía no se puede determinar si se trata de un crimen.
Lo anterior, debido a que en el lugar del hallazgo del cadáver, también se encontró dentro de las pertenencias de la víctima, diversos medicamentos anticonvulsivos.
Dentro de los datos recabados en el informe del historial clínico de la víctima, se encontró que padecía de crisis convulsivas (Epilepsia), por lo que tampoco se descarta que la asfixia haya sido accidental.
El laboratorio de Química Forense, dictaminó a través del examen toxicológico, que la sangre de la abogada contenía residuos de medicamento antidepresivo.
Por lo pronto, la Fiscalía General del Estado sigue trabajando en la investigación conforme el protocolo de feminicidio.
La abogada identificada como Alma Elizabeth, de 44 años, fue encontrada muerta la noche del 20 de septiembre del 2019, en el interior de una habitación del Hotel “Casa Belén”, ubicado en avenida López Mateos casi en el cruce con la calle Galeana, en la zona Centro. Dicha habitación era rentada por un hombre que se dio a la fuga.