Como resultado de los permanentes recorridos de vigilancia efectuados en toda la entidad, elementos de la Policía Estatal llevaron a cabo la detención de dos personas que conducían camionetas con reporte de robo vigente en Estados Unidos. De la misma manera, localizaron el punto donde presuntamente se vendían dichas unidades, logrando asegurar, en total, cuatro camionetas robadas en el mismo operativo.
Policías Estatales, que realizaban un recorrido de vigilancia en calles del fraccionamiento Pozo Bravo, al circular sobre la avenida Constitución, detectaron en circulación una camioneta Chevrolet Silverado, tipo pickup, color tinto, modelo 2016, con placas de circulación del estado de Texas, Estados Unidos, cuyo conductor no portaba el cinturón de seguridad, por lo cual le marcaron el alto. Atendiendo el llamado, la persona al volante detuvo su marcha, identificándose como Javier, de 41 años. Al consultar los datos de la camioneta Silverado, el conductor argumentó que no contaba con los documentos debido a que recientemente había adquirido la unidad en el municipio de Asientos. Con esa información, los oficiales intensificaron la vigilancia en aquella zona, donde más tarde, sobre la avenida Jesús Macías Rangel, de la comunidad de Villa Juárez, Asientos, detectaron a exceso de velocidad una segunda camioneta Chevrolet Silverado, color negro, modelo 2018, con placas de circulación del Estado de Texas, por lo que le marcaron el alto y le solicitaron sus documentos al conductor, de nombre Luis Gerardo, de 20 años de edad. Cuando los policías procedieron a revisar la camioneta y realizar la consulta correspondiente, confirmaron que contaba con reporte de robo vigente en el estado de Texas, Estados Unidos, sin embargo, al ser cuestionado sobre la procedencia de la unidad, Luis Gerardo refirió que la acababa de comprar en un lote ubicado en el fraccionamiento Loma Bonita, en la misma comunidad. Conociendo lo anterior, los estatales se trasladaron al punto referido y, al circular por la calle Josefa Ortiz de Domínguez, detectaron dos camionetas con placas de Texas estacionadas en la vía pública. Al descender de las patrullas, confirmaron que se trataba de una unidad marca Chevrolet Silverado, color negro, modelo 2018, que contaba con reporte de robo, así como una GMC Pick up, color azul, también con placas de circulación de Texas y reporte de robo, misma que, además, presentaba alteraciones en su número de serie.
Aparentemente, ambas unidades estaban en venta, no obstante, al preguntar a quién pertenecían, nadie proporcionó mayores datos, por lo que, finalmente, fueron aseguradas y puestas a disposición de la Fiscalía General del Estado.