Staff
Agencia Reforma

PORTO, Portugal.- El Porto sigue mal y de malas en la Primeira Liga.
Los Dragones rescataron hoy el empate 2-2 ante Boavista por la Jornada 19 de la Primeira Liga, luego de que en la semana previa se manifestaron en forma pacífica contra el arbitraje que les ha perjudicado a lo largo de la temporada.
Pese a ello, Porto no fue capaz de parar la mala racha que le persigue en el campeonato local, misma que ya se extiende a tres partidos sin ganar.
El mexicano Jesús Manuel Corona jugó los 90 minutos con los Dragones, mientras que el joven tricolor Jesús Gómez ingresó al 62′ por los visitantes.
Boavista se fue al frente al minuto 8, con un cabezazo de Jackson Porozo que agitó las redes. En el último minuto del primer tiempo, el hondureño Alberth Elis se hizo presente en el marcador al anotar con un disparo raso, tras una buena asistencia de Ricardo Mangas.
En el complemento, los Dragones se metieron pronto al partido con el 2-1 de Mehdi Taremi al 54′. En la recta final del partido, el árbitro pitó un par de penales a favor del Porto, mismos que cobró Sergio Oliveira, quien marcó uno, pero erró el segundo.
En el último minuto, el cuadro local celebró el tanto de Evanilson, que cortaba una racha de tres encuentros sin victoria, pero el VAR echó para atrás la anotación.
Previo al encuentro, el Porto realizó una crítica al arbitraje, colocando pancartas con la palabra “¡Basta!” en diversos puntos del Estadio do Dragao.
El club se ha sentido perseguido por los errores de los silbantes e incluso su presidente Jorge Nuno Pinto da Costa, entró a la sala de prensa tras el juego contra el Braga, para pedir “paz”.
Los Dragones se quedaron a 7 puntos de distancia del líder Sporting de Lisboa, que tiene 48.