Staff
Agencia Reforma

BENEVENTO, Italia.- El Napoli está encendido y ya amenaza al líder de la Serie A.
El equipo que dirige Gennaro Gattuso montó una voltereta espectacular para derrotar ayer 2-1 al Benevento, en su duelo de la Jornada 5 de la Serie A. Hirving Lozano fue titular y disputó 58 minutos.
El mexicano no tuvo un partido cómodo con el Napoli, ya que los zagueros del Benevento lo cubrieron bien y no le dejaron espacios para hacer daño. Ante la complicación, Gattuso sustituyó al “Chucky” en el 58′ para darle su lugar a Matteo Politano, quien estuvo más claro a la ofensiva.
Ya en el duelo, Benevento se fue arriba en el marcador al 30′ con un gol de Roberto Insigne, hermano menor de Lorenzo, volante y referente de cuadro napolitano, que nada pudo hacer para evitar el gol de su consanguíneo.
Benevento fue extremadamente ofensivo y eso le costó mucho al Napoli, pues antes de buscar el empate tuvo que parar los constantes embates de los locales.
La voltereta llegó para la segunda parte. Lorenzo Insigne empató al 60′, con un violento disparo desde fuera del área. En tanto que Andrea Petagna puso el 2-1 sólo 7 minutos más tarde. Ambas asistencias fueron cortesía de Politano, quien justamente sustituyó a Lozano.
Con este resultado, Nápoles suma 11 puntos y se coloca momentáneamente en el tercer lugar de la clasificación del futbol italiano.
Pese a que no tuvo su mejor presentación, Lozano recibió palabras de aliento por parte de su técnico.
“Siempre parece que le sorprende lo que pasa en el campo. En la primera mitad fue el único peligroso de mi equipo, atacó siempre muy bien”, dijo Gattuso sobre “Chucky”.

ASÍ LO DIJO
“No me interesa si Lozano juega por la derecha o la izquierda. Es un chico regenerado, lo quiero ver más fino, ha tenido dos o tres ocasiones para marcar, sufrió un ‘medio’ penal, pero no debe tirarse, debe aguantar”.
Gennaro Gattuso, DT del Napoli