Cuenta el Instituto Mexicano del Seguro Social con abasto suficiente de vacunas anti influenza en todas sus Unidades de Medicina Familiar. El coordinador de Prevención y Atención a Salud de la delegación, Antonio Hernández Jiménez, informó que el IMSS en el estado pretende abastecerse de 161 mil dosis antes de que termine el mes de noviembre, para concluir con la campaña de vacunación a más tardar a mediados de diciembre próximo.

El funcionario de la delegación del Seguro Social comentó que hasta la semana pasada habían aplicado 23 mil dosis y arribaron 55 mil más, lo que permite contar con una nueva remesa de vacunas en más Unidades de Medicina Familiar, y con ello el IMSS tiene insumos para 78 mil dosis.

En cuanto a las atenciones por enfermedades respiratorias, tanto en el primer nivel como en hospitales, Antonio Hernández Jiménez señaló que han registrado un ligero incremento de 5%, lo que representa un promedio de hasta 300 nuevos casos por semana, sobre todo en niños menores de 5 años.

“Algunos de ellos son hiper reactores bronquiales, y el hecho de que sus secreciones del tracto respiratorio estén aumentando con todas estas variaciones del clima, polvo, polen, calor, frío, etc., nos pide a reforzar nuestra campaña y que los padres de familia, ya que hemos iniciado la época de frío, extremen los cuidados con los pequeños, en especial con aquellos que son sensibles a estas variaciones del clima”.

El coordinador de Prevención y Atención a Salud de la delegación del IMSS reconoció que aún persiste el tabú contra la vacuna anti influenza, ante el temor a las posibles reacciones. Sin embargo, dijo que éste se ha ido minimizando, toda vez que en semana y media se agotaron las primeras 23 mil dosis, situación que no se había visto en años anteriores.

“Anteriormente cuando nos llegaba la primera remesa pasaban los días y veíamos que esto no avanzaba. Sin embargo, ahora vemos una buena señal, se han agotado las dosis y es un buen aliciente de que vamos a tener una buena campaña”.

Finalmente, Hernández Jiménez recalcó que el IMSS cuenta con un abasto suficiente de medicamentos antigripales tanto en el primero y segundo nivel de atención para hacer frente a la posible demanda por la temporada de frío.