Desde España, Daimel, Joselito Adame mantiene un enorme nivel de toreo; y es que este sábado el matador aguascalentense firmó otra redonda actuación en la corrida especial que compartió junto a Rafaelillo y Rubén Pinar. Fue un éxito total gracias a los seis toros de Victorino Marín que resultaron ser más que competentes y que permitieron a los toreros brillar en el ruedo.
Ante una plaza casi llena, los tres matadores salieron con la intención de brindar un emocionante festejo. Rafaelillo fue el que tuvo las faenas más certeras aprovechando la materia prima que la suerte le otorgó con el primero y cuarto del lote, a ambos toros les cortó dos orejas obteniendo la salida a hombros con cuatro trofeos. Por su parte, Rubén Pinar fue de menos a más cortando una oreja en su primero y cortando dos en el que cerró la plaza uniéndose a Rafaelillo en la salida a hombros.
En tanto, Joselito sorteó al segundo toro de la tarde que fue el que menos opciones dejó sin ser un toro manso. Adame sacó a relucir ese talento que le permite torear a animales complicados en una faena de mucho esfuerzo, la cual fue premiada con una oreja. Para su segundo del festejo, Joselito mantuvo ese buen toreo y fue fino a la hora de estocar con lo que se le concedió una oreja más para salir con dos orejas de Daimel. Al final los tres toreros, junto con el ganadero, salieron a hombros en una noche inolvidable que fue de pura fiesta en Daimel.