CDMX.- El cine mexicano aún enfrenta retos significativos para recuperar el nivel de producción y exhibición que tenía antes de la pandemia de Covid-19, según datos del 2023 del Anuario Estadístico del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine). Durante los últimos tres años, la producción fílmica ha mostrado un descenso: de 259 películas en 2021, bajó a 258 en 2022 y a 234 en 2023, reflejando una disminución de 24 títulos comparado con el año anterior.
Aunque las plataformas de streaming contribuyeron con cerca del 10% de la producción, produciendo 24 cintas, esta contribución no fue suficiente para superar las cifras del año previo. Además, la taquilla para películas mexicanas, aunque ha mostrado un incremento en la venta de boletos, sigue dominada por filmes extranjeros. En 2021, se vendieron 4.9 millones de boletos para cintas nacionales, cifra que aumentó a 6.4 millones en 2022 y a 9.3 millones en 2023, lo cual aún está por debajo de los 11 millones registrados en 2006.
Antes de la pandemia, las películas mexicanas habían logrado cifras récord: 30.3 millones de boletos vendidos en 2018 y 35.2 millones en 2019. Destacan algunos éxitos de taquilla en 2023 como «Infelices Para Siempre» que vendió 1.78 millones de boletos y recaudó 101.7 millones de pesos, seguido por «¡Que viva México!» con 1.09 millones y 74.4 millones de pesos, y «Sobreviviendo a mis XV» con 1.04 millones y 63.9 millones de pesos. (Mauricio Ángel/Agencia Reforma)