MONTERREY, N. L.- Además de presentar a Arsenio Guajardo como nuevo tecladista y acordeonista de Bronco, Lupe Esparza declaró que tiene el derecho de seguir cabalgando con el nombre del famoso grupo de Apodaca al ser el único dueño y el día de mañana pasar la estafeta a sus hijos.
El conjunto conocido también como El Gigante de América deja claro que la salida reciente de Ramiro Delgado Jr., no se debió a “las broncas” que en el 2019 se hicieron públicas entre su papá y el grupo.
Tampoco se confirma que hayan llegado a un acuerdo con Ramiro papá, quien inició una batalla tras su salida del grupo, pues aseguraba que había una sociedad y que él tenía derechos por haber trabajado durante años junto a Lupe.
“No hay relación de una cosa con la otra”, dijo Lupe. “En cuanto a lo del nombre, pues obviamente Ramiro no es fundador de Bronco, realmente. Yo decidí compartir con él 50-50, pero realmente el nombre es mío”, aclaró el cantante.
Recordó que fue él quien pagó para recuperar el nombre, pues en el pasado le perteneció a su ex representante Óscar Flores, por lo que durante una temporada en México fueron El Gigante de América.
Esparza también señaló que cuando su ex compañero Ramiro dejó el grupo se invitó a trabajar al hijo de éste por una cuestión moral.
Al ser cuestionado si hubo alguna reacción ya de Ramiro papá en cuanto a que su hijo ya no pertenece al grupo, dijo desconocerlo.
“No sabemos, pero no vamos a escarbarle más al asunto”, agregó el líder del grupo.