Tres derrotas en tres partidos han sumado el Necaxa desde la llegada del “Profe” Cruz, exhibiendo así el mal momento de todo el conjunto rojiblanco; el día de ayer los Rayos cayeron en casa por la mínima frente al Puebla, manteniéndose en el último lugar de la tabla.
En esta ocasión, Guadalupe Cruz le dio la titularidad a Martín Barragán, que jugó de 9 al lado de Ian González, mientras que Maxi Salas tomó un rol de extremo por derecha en el primer tiempo, y por izquierda en el segundo tiempo, resultando positivo el funcionamiento de los Rayos en los primeros minutos.
Los primeros en tener una jugada de peligro fueron los locales, con una mala salida del arquero rival que pudo aprovechar Salas, pero el joven de Necaxa le pegó al pasto y el esférico tomó poca fuerza; al 21′ Ian González amagó muy bien a dos rivales y disparó muy pegado al ángulo a punto de ser un golazo.
A partir de esa jugada, los Rayos tuvieron muchas oportunidades para poder abrir el marcador, pero no lograban definir en el último toque, y de igual manera Arce y Barragán remataron un par de tiros de esquinas que también pudieron haber sido el primer tanto para los Rayos.
Sin duda Fernando Arce fue el más sobresaliente de Necaxa en la primera mitad, el mexicoamericano aparecía en todo el medio sector, en el centro y por las bandas, defendía, atacaba y generaba jugadas de gol, pero desafortunadamente no pudo contagiar ese esfuerzo a sus compañeros.
Cuando mejor jugaban los Rayos, el delantero de Puebla, Omar Fernández, remató hacia el arco rival en su única oportunidad en ataque, y gracias a un desvío de Julio González, el balón tomó otro destino y se coló en el arco necaxista, abriendo así el marcador en Aguascalientes.
En la segunda parte, el Puebla decidió cuidar su gol y bajó muchísimo el ritmo de juego, haciéndolo más lento y tratando de evitar que los Rayos reaccionaran y le dieran la vuelta al marcador; los locales hicieron muchos cambios en su cuadro y por más que se esforzaron no lograron adaptarse; Passerini tuvo su regreso, pero no mostró mucho en la delantera rojiblanca.
Las jugadas que pudieron haber empatado el marcador fueron una de Ian González al 71′ con un disparo que pasó por encima del arco, al 86′ una de Passerini y segundos después un centro de Cabrera que pudo haber terminado en gol.
Sin embargo, el Puebla jugó mejor en la segunda parte y lograron sellar la victoria además de dejar en ceros al Necaxa; los Rayos siguen en el fondo de la tabla con sólo 8 puntos y una preocupante racha de 5 derrotas al hilo, y cabe señalar que en la próxima jornada los de Aguascalientes visitarán al invicto del torneo, Pumas.