Los mexicanos naturalizados podrán aspirar a cargos de elección popular, tras la aprobación por parte del pleno del Congreso del Estado del dictamen que suprime la exigencia de ser mexicano por nacimiento para postularse, según la Constitución. Esta modificación se logró con el apoyo de 23 legisladores, quienes votaron a favor de reformar la Constitución Política del Estado para eliminar la distinción entre mexicanos nacidos en el país y aquellos extranjeros que se han naturalizado.
La diputada Alma Hilda Medina Gómez destacó que esta iniciativa actualiza el marco normativo estatal, respondiendo a una necesidad identificada luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación emitiera un pronunciamiento sobre la discriminación que implicaba tal diferenciación. Medina Gómez explicó que este cambio legislativo reconoce los derechos de numerosos mexicanos residentes en el extranjero o que han obtenido la nacionalidad mexicana tras nacer en otra nación.
Además, mencionó que la implementación de esta reforma requerirá de una reglamentación específica que estipule la autoridad electoral responsable de definir los criterios aplicables bajo esta nueva legislación.
En otro orden de ideas, el Congreso aprobó la modificación del artículo 10 de la Ley de Protección Ambiental para el Estado y del artículo 74 Bis de la Ley Municipal para el Estado. Estos cambios tienen como objetivo mejorar el servicio de alumbrado público mediante la instalación de luminarias tipo LED o fotovoltaicas, promoviendo así una mayor eficiencia energética y protección ambiental.