José de Jesús López de Lara

Bajo un fuerte operativo de seguridad, el miércoles por la tarde fueron trasladados al Cereso para Varones “Aguascalientes” los cinco sicarios del CJNG que fueron detenidos el lunes pasado por policías estatales y policías preventivos de Asientos, tras ser sorprendidos en posesión de droga y dos rifles de asalto de los conocidos como “cuernos de chivo”.
De la misma forma, una mujer que los acompañaba y que también fue detenida, fue ingresada al Cereso Femenil “Aguascalientes”.
Todos ellos quedaron a disposición de un juez de Control y Juicio Oral Penal Federal, acusados de los delitos de delincuencia organizada, portación de arma de fuego de uso exclusivo y de delitos contra la salud.
Los seis sospechosos fueron identificados como Manuel, Pablo, Silverio, José y Daniel, además de Mariela. Uno de ellos, resultó ser originario de Guatemala.
Estas seis personas que se identificaron como integrantes del CJNG, fueron capturadas el pasado lunes 15 de agosto, cuando aproximadamente a las 17:00 horas, las cámaras del C5-SITEC los detectó al momento en que se desplazaban en convoy por la carretera federal No. 25, a bordo de una camioneta Mazda CX5, color blanco y una camioneta Renault, en color gris, ambas con placas de circulación de Estados Unidos.
Al percatarse que eran seguidos por policías preventivos de Asientos y policías estatales, intentaron escapar por la carretera estatal No. 96 hacia el poblado de Jilotepec, donde finalmente fueron interceptados.
A los sospechosos les aseguraron dos rifles de asalto AK-47 y varios envoltorios con droga que portaban calcomanías alusivas al CJNG.
Se estableció que esta célula de un grupo de la delincuencia organizada operaba en los municipios de El Llano y Asientos, Aguascalientes, además de Loreto y Villa García, Zacatecas.
Aparentemente, al momento de su captura se dirigían al poblado de Villa Juárez para distribuir la droga que les fue asegurada.
Los seis detenidos fueron trasladados al edificio de la Fiscalía General de la República en Aguascalientes, donde quedaron a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación, mientras agentes federales se encargaron de realizar las investigaciones correspondientes.