Todas las personas con 18 años cumplidos deberán inscribirse al Registro Federal de Contribuyentes, informó el delegado de Prodecon, Hugo Fidel de Lira Reyes.

Detalló que, de acuerdo con lo publicado en el Diario Oficial de la Federación el 12 de noviembre del 2021 y que entró en vigor a partir del 1º de enero del 2022, el registro es obligatorio, situación que ha provocado inquietud entre los jóvenes y no tan jóvenes, pues no tienen claridad de las obligaciones que se emparejan con dicha inscripción y la carga contributiva que les puede ocasionar.

Por lo anterior, explicó que el Registro Federal de Contribuyentes consiste en una clave alfanumérica que contiene datos de identificación del contribuyente y que es utilizada tanto por personas físicas como personas morales; antes de que fuera una obligación para las personas físicas mayores de 18 años, se utilizaba para regular y contar con un padrón de las personas que realizaban actividades económicas de manera lícita en nuestro país y, por ello, estaban obligadas al pago de las contribuciones respectivas; sin embargo, actualmente, no es necesario que realicen algún tipo de actividad económica para registrarse.

Así, los principales objetivos de esta iniciativa son introducir a la población desde una edad temprana a la cultura contributiva, incentivar a los jóvenes a entender cómo funcionan las contribuciones de los ciudadanos y concientizar a la población de sus obligaciones y derechos como contribuyentes.

Respecto de las obligaciones que se generan por la incorporación al Registro Federal de Contribuyentes, y con la obtención de la Firma Electrónica (Fiel), el delegado comentó que se debe aclarar que el registro como tal no implica que los jóvenes estén obligados a pagar contribuciones o a presentar declaraciones, ya que deberán inscribirse desde el portal del SAT como personas físicas sin actividad económica.

Precisó que esta inscripción no genera obligación fiscal alguna para los registrados en esta modalidad; sin embargo, al iniciar cualquier tipo de actividad económica, el contribuyente deberá seleccionar un régimen fiscal acorde con las actividades que realizará y tendrá que cumplir con las obligaciones correspondientes a dicho régimen, aunque, se insiste, únicamente si realizan alguna actividad económica por la que obtengan ingresos.

¡Participa con tu opinión!