Establecen dentistas un protocolo de atención hacia los pacientes, a fin de evitar posibles contagios y situaciones de riesgo ante la contingencia sanitaria por el brote de coronavirus en el país, así lo dio a conocer la secretaria de protocolos del Colegio de Cirujanos Dentistas de Aguascalientes, Ana Italia Marín Bosque.

En conferencia de prensa, la especialista dio a conocer que se tomaron algunos conceptos que se siguen en los países europeos y de algunas consejerías de médicos y de dentistas particularmente de España, que se han publicando donde ha habido más casos de coronavirus, ello con la intención de que los pacientes se sientan mucho más seguros a la hora de acudir a los consultorios, cuyas salas de espera en ocasiones son bastante concurridas y se deben tomar las precauciones necesarias.

Asimismo, dijo que los médicos han redoblado los controles de seguridad e higiene que se siguen en los consultorios dentales, no solamente por el tema de coronavirus, sino desde siempre, donde los dentistas están capacitados para proteger tanto al paciente y a ellos mismos con una serie de instrumentos que se esterilizan constantemente.

Adicionalmente, comentó que elaboraron tres preguntas básicas que harán a los pacientes antes de que acudan a su cita con el dentista, destacando primero: si han viajado en los últimos 15 días a Europa o a otros países; dos, si el paciente o alguno de sus familiares ha presentado síntomas leves, moderados o graves en relación a algo que se pudiera parecer a una gripa, y si así fuera, siempre y cuando no fuera una emergencia, le solicitarán que acuda a cualquiera de los Centros de Salud del Estado o con su médico de confianza. “Si no es una cita de emergencia, preferimos que permanezca en casa, que acuda con su médico general o algún centro de salud para que ahí se tome la determinación”.

Y como tercera pregunta, se le pediría que si el paciente es mayor de edad, que acuda solamente él para evitar aglomeraciones en la sala de espera, salvo si es menor de edad, debe ir acompañado de un adulto. “Ahorita mientras esté la contingencia preferimos evitar que haya mucha gente en las salas de espera. Ello no debe espantar ni alarmar, es en beneficio de todos los pacientes”, concluyó.