En caso de registrarse en Aguascalientes un aumento en casos de contagios y hospitalizados por COVID-19, no se dudará en retomar cambios en la actividad turística y de algunos giros económicos, aseveró el secretario general de Gobierno, Juan Manuel Flores Femat.

Si bien se tienen considerados una serie de eventos en materia turística y de atracción de economía, en la administración estatal se asumirán con responsabilidad las opciones necesarias y protocolos de salud a fin de no afectar la recuperación que se ha tenido en la entidad.

Subrayó que se trabaja en las opciones para que de continuar con las condiciones favorables, se trabaje y haya oferta turística que contribuya a la reactivación de los negocios de ese giro, pero también en la economía del estado.

Sin embargo, “si las condiciones de salud no son las adecuadas, no se dudará en hacer los cambios en la actividad económica del estado”, y refirió que por lo pronto, los eventos como la Ruta del Vino, Festival de Calaveras y el Congreso Nacional Charro, siguen en su planeación ante las fechas que se tiene previsto, se lleven a cabo. Aun así, se tiene un monitoreo constante en torno a la situación de la pandemia, a fin de observar cualquier cambio y hacer cambios en las medidas sanitarias en la entidad.

Catastrófico, volver al confinamiento

Por su parte, el diputado presidente de la Comisión de Turismo en el Congreso del Estado, Heder Guzmán Espejel, consideró que un nuevo confinamiento en Aguascalientes sería catastrófico para la entidad, sobre todo porque en el tema económico apenas se muestra una ligera recuperación.

Sin embargo, se debe tener suficiente cuidado y prevención ante la tercera ola del COVID-19 que ya enfrenta Aguascalientes y que en estos días se habla ya de un repunte en cuanto al número de contagios y hospitalizados, a pesar que se ha avanzado en la vacunación en primeras y segundas dosis.

Guzmán Espejel resaltó que el “talón de Aquiles” actualmente se tiene en el convencimiento para que quienes no han recibido la vacuna anti-COVID, lo hagan, por ello consideró que no es descabellado aceptar la propuesta hecha en algún momento por el gobernador, en el sentido de que se solicite el carnet de vacunación para quienes quieran entrar a eventos de esparcimiento, teniendo en claro que la vacunación no protege plenamente, pero evita que la enfermedad se agrave.