sapiensDavid Reynoso Rivera Río
Hoy comienza la Copa Mundial de Fútbol en Brasil, justa deportiva donde participan 32 selecciones nacionales y cerca de 750 jugadores que disputarán 64 partidos de primera ronda aunado a las eliminatorias, en búsqueda de ser consideradas como la mejor selección del orbe. Para nosotros, los casi 120 millones de mexicanos, el futbol siempre ha sido considerado como uno de los motores del espíritu patriótico mexicano, motivo por el cual el mundial de futbol definitivamente significa algo más que ver jugar a nuestros mejores representantes.
Algunos de nosotros somos fanáticos de este hermoso deporte desde que éramos pequeños, por lo que en ocasiones, no podemos negar que celebrar un gol o un triunfo de nuestro equipo predilecto es un sentimiento indescriptible que contiene una mezcla tan variable de emociones. Mañana a temprana hora, comienza la participación de nuestra selección nacional, motivo por el cual he decidido principalmente redactar estas líneas en torno a algunos aspectos que considero importantes.
Cada cuatro años existe en todos nosotros la posibilidad por más mínima o grande que sea, de ver a México levantar la copa del mundo. Sin embargo, también existen muchos mexicanos que inmediatamente comienzan a arrojar una serie de comentarios negativos que mencionan que no pasaremos ni siquiera a la segunda ronda, coloquialmente argumentan que siempre es “la misma canción” con nuestra selección, que seguramente jugaremos como nunca y perderemos como siempre, entre otros. Es por eso que hoy estoy aquí para recordarle a toda esa gente que SÍ SE PUEDE.
Dejemos de culpar a Layún, al Maza o a cualquier otro de nuestros fracasos deportivos, dejemos de culpar a cualquier partido o personaje político de nuestros problemas. Comencemos por aceptar que somos parte del problema y trabajemos porque simultáneamente somos la solución. Dejemos al empresario, al periodista, al político, al obrero y a todo mexicano hacer su labor, sin dejar de exigir cuando debamos exigir. Dejemos de realizar comparaciones banales y estúpidas respecto de los trabajos legislativos dado que han decidido sesionar en estos días para dar cauce a las reformas que requiere el país para seguir transformándose. En ocasiones me parece incomprensible cómo las personas critican la lentitud legislativa y en el momento que nuestros congresistas deciden impulsar y aprovechar la sinergia para acelerar la modificación al andamiaje jurídico, es cuando los mismos detractores critican todo lo que antes pedían. ACTITUD, es lo único que les pido a todos ustedes que se encuentran en estos momentos leyendo estas palabras ya sea en el periódico, tablet, laptop o smartphone. El país requiere líderes en todos los ámbitos y nosotros como jóvenes debemos prepararnos para asumir ese papel.
Refiero con gran enjundia que SÍ SE PUEDE, porque es verdad. SÍ se puede ser campeones del mundo, al igual que se puede lograr que México sea uno de los principales actores y referentes a nivel internacional en materia cultural, deportiva, económica, energética y política. Como bien lo dije antes, todo es cuestión de actitud. La mayoría de las veces predisponemos nuestras actuaciones en la vida bajo un pensamiento negativo el cual definitivamente influye en lo que decimos y hacemos.
Aprovechemos al máximo este sentimiento de unidad y patriotismo que propicia la Copa Mundial para verdaderamente sentirnos aún más orgullosos de ser mexicanos, entonar el Himno nacional sintiéndonos verdaderamente orgullosos de estar trabajando por lograr un México mejor. Roma no se construyó en un día, y si por cualquier cosa los éxitos no llegan tan pronto como lo deseamos, no habrá que perder la cabeza o dejar de tener en cuenta nuestro objetivo. Simplemente aprender a levantarnos, comprender que siempre se puede poner más empeño en las cosas y poco a poco observaremos cómo la verdadera entrega y lucha con pasión, son recompensadas.

Correo: davidreynoso40@hotmail.com
Twitter: @davidrrr