Hasta la tercera semana de julio próximo, el Instituto de Educación de Aguascalientes entregará las calificaciones finales a todos sus estudiantes de educación básica, como una estrategia para obligarlos a que acudan a clases hasta el final del ciclo escolar 2016-2017, eliminando así las viejas prácticas de no asistir a las aulas en las últimas semanas del año lectivo.

Raúl Silva Perezchica, director del IEA, aseveró que esta medida permitirá que haya un mes más de clases normales, ya que en años anteriores se pedían las calificaciones a mediados de junio y eso implicaba que los alumnos consideraran que ya se había acabado el año escolar y se hacía muy irregular la asistencia a las escuelas.

De hecho, los padres de familia decidían enviar o no a sus hijos a la escuela, a razón de que estaban calificados, y ya no les interesaba acudir más, y si iban a los planteles se generaban situaciones de indisciplina y falta de respeto de los estudiantes hacia los maestros y a la propia institución educativa.

Ante ello, este año, con la ayuda de la Dirección de Planeación y Evaluación y de la Dirección de Servicios Educativos, el Instituto de Educación decidió solicitar las calificaciones hasta la última semana hábil de julio del actual año escolar, con lo cual se propicia que los alumnos vayan regularmente a las escuelas porque saben que todavía no hay calificaciones y si faltan, habrá repercusiones en las mismas.

De acuerdo a la norma vigente, dijo que los exámenes finales de este ciclo escolar se aplicarán hasta la penúltima (segunda) semana hábil de julio 2017 y estas evaluaciones junto con todas las realizadas en este año lectivo se promediarán para emitir la calificación final del ciclo 2016-2017.

En entrevista con El Heraldo, el titular del Instituto de Educación mencionó que estas medidas propician que haya un mes más de clases reales, “es una magnífica noticia que ahora los niños y adolescentes están cumpliendo con un calendario escolar completo”.

Tal medida se instrumentó a petición de los maestros, a fin de resolver muchas situaciones de indisciplina al interior de las escuelas, al momento de que los estudiantes al sentirse evaluados y aunque acudían a clases, ya no expresaban su interés por los contenidos ofrecidos.

Finalmente, Silva Perezchica aseveró que está comprobado que los estudiantes todavía están atados a la evaluación final para expresar interés en la escuela, y por esa razón se tomó la decisión de que las calificaciones se entregarán hasta finales de julio próximo.