Juan Carlos Rodríguez
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-Con el “Jesús” en la boca, floristas y distribuidores rezaron desde esta madrugada para que las ventas mejoren en el Día de San Valentín.
Con descuentos de hasta un 70 por ciento distribuidores de flores esperan grandes ventas durante este sábado, ya que mañana todo estará cerrado por la pandemia.
Pascual Gómez Martínez y su primo Álan Martínez llegaron de Querétaro hace algunos días para apoyar al negocio familiar, pero las ventas hasta esta madrugada aún eran flojas.
“Yo le pido a Dios que hoy todo mejore, que vendamos, porque ya está muy duro esto”, señaló Pascual, quien vive en San Juan del Río, Querétaro.
Ellos son uno de los más de 20 distribuidores que tienen sus negocios y bodegas en la zona de Venustiano Carranza y Washington, en el Centro de Monterrey.
Desde anoche esos comerciantes montaron sus negocios en las banquetas y comenzaron a ofrecer sus mercancías.
“Le quitamos hasta 300 pesos del precio original a los arreglos.
“Ya es muy poca la flor que se trae, por la pandemia también se produce muy poco”, explicó Pascual.
Los costos de las flores varían dependiendo el tamaño, arreglo o tipo de flor, aunque los precios “base” van desde los 300 hasta los mil 500.
“Antes no se fijaban en el precio, lo compraban y ya, pero hoy te regatean hasta cuando te compran una o dos, andamos todos bien jodidos”, lamentó Pascual.
Las flores de esos negocios llega directamente de Querétaro o del Estado de México y se distribuyen a diferentes negocios de Monterrey y su área metropolitana.
Ante la poca venta que se registró durante jueves y viernes, los vendedores pidieron a las personas que acudan hoy a comprar.
“Hoy es el último día para vender, mañana estaremos cerrados, si no vendemos hoy nos chingamos”, dijo Efraín, quien tiene su negocio sobre Venustiano Carranza.
“Aquí guardamos la distancia y hasta se la llevamos al carro, solo traigan feria”.
El precio de las flores, la venta al público, la producción de flores en el centro del país y todo lo relacionado al rubro de los floristas ha sido duramente afectado por la pandemia, coincidieron anoche los distribuidores.
“Ojalá hoy vengan todos a comprar”, pidió Pascual Gómez.