Claudia Guerrero y Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Quienes estén en contra de la reforma que extiende por dos años más el mandato de Arturo Zaldívar al frente de la Corte, pueden recurrir al Poder Judicial para inconformarse, dijo ayer el Presidente López Obrador.
“Pues todavía los opositores tienen la posibilidad de ir a inconformarse al Poder Judicial, declarar que es inconstitucional y que la autoridad competente resuelva, pero no ser cómplices de la corrupción y no apostar al conservadurismo que es mantener el statu quo”, expresó.
“Creo que hace falta la reforma al Poder Judicial y que, si encabeza esta reforma el presidente de la Suprema Corte, el ministro Zaldívar, hay posibilidades de que se avance en ese sentido”.
En conferencia, el tabasqueño aseveró que, como ocurría en el pasado con el Poder Ejecutivo, los integrantes del Poder Judicial están dominados por los poderes fácticos.
“Era una República simulada la que existía porque los poderes no formales eran los que mandaban y dominaban, eran los poderes reales los que mandaban en el Poder Ejecutivo, los que mandaban en el Poder Judicial, porque tenía cooptados a todos los funcionarios”, criticó.
“En el caso del Poder Judicial, a la mayoría de los jueces, magistrados, ministros”.
En defensa del ‘regalazo’ a Zaldívar, López Obrador consideró que, de no ser por presidente de la Corte, la transformación no hubiera iniciado en ese Poder.
“Hacen falta las reformas, hace falta transformar y si no es por el presidente de la Corte, pues seguiría lo mismo, porque existen los del partido conservador que dominan; entonces, quiénes son los opositores, pues los conservadores, los del partido conservador, lo que antes dominaban, eran los dueños del poder”, acusó.
“El Gobierno estaba al servicio de una minoría, sigue estando, pues estamos ahora hay un juez que otorga amparos a empresas extranjeras que abusaban de contratos leoninos en materia de electricidad”.