Antonio Baranda y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Con el argumento de que no puede ser cómplice de fraudes electorales, el Presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció ayer que se “está metiendo” en las elecciones del 6 de junio.

En su conferencia matutina, respaldó además que la Fiscalía General de la República investigue presuntos delitos electorales de los candidatos a la Gubernatura de Nuevo León, Samuel García y Adrián de la Garza.

– Como usted presentó hace unos días las tarjetas rosas de Adrián de la Garza, hay partidos que ahora acusan que tuvo que ver en esta denuncia, se le inquirió.

“Pero ¿cómo no voy a tener que ver?”, respondió.

– Y que usted está metiendo la mano en las elecciones, se le insistió.

“Claro que sí, claro que sí, si aquí lo di a conocer, si es de dominio público, lo estoy diciendo, no podemos ser cómplices del fraude. Es más, ¿no tienes ahí la tarjeta? o ponla”, respondió.

A pesar de que el INE tiene cuatro quejas por intervención del Presidente en las elecciones no les ha dado trámite y ayer consejeros consultados descartaron actuar de oficio ante los dichos del Mandatario.

“Al encontrarse con una autoridad permisiva, que no logra establecer frenos y contrapesos a su poder político, y a sus mensajes ilícitos, pues seguirá (el Presidente) violando flagrantemente la ley conforme le depare mayores beneficios políticos”, dice la queja presentada por el PRD.