El gobernador Martín Orozco Sandoval y la presidenta del DIF Estatal, Yolanda Ramírez de Orozco, iniciaron ayer la entrega de apoyos económicos para personas de la tercera edad que trabajan como empacadores en tiendas y que han tenido que dejar su labor con motivo de la pandemia por COVID-19.
La bolsa recabada es por 2 millones 800 mil pesos, monto que permitirá apoyar a más de 700 empacadores de 124 autoservicios y farmacias.
Este programa se puso en marcha en la colonia Insurgentes, donde se destacó que es prioridad del Gobierno la protección y apoyo a grupos vulnerables.
Indicó que este apoyo económico semanal será de 1 millón de pesos en total, mismos que serán otorgados durante todo el mes de la contingencia declarada que ha establecido la autoridad de salud y para lo que los cerillitos de la tercera edad, deberán suspender sus actividades laborales en las tiendas de autoservicio.
De la misma manera, se reiteró que en coordinación con el gabinete estatal seguirán generando acciones de política pública para solidarizarse con grupos vulnerables, como personas con discapacidad, madres solteras, personas en situación de rezago económico, educativo, social, entre otros.