Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que su Gobierno ha implementado medidas para beneficiar a la clase media, como frenar los gasolinazos que se registraban en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

El Mandatario consideró que, a pesar de que su prioridad son los más pobres del País, se han implementado acciones que impactan de manera positiva en otros sectores de la sociedad, como evitar el incremento en las tarifas de electricidad o generar condiciones para que haya empleo.

«Pues se está ayudando mucho a todos y se beneficia a la clase media, es lo que estamos tratando. Imagínense el beneficio para la clase media que no haya gasolinazos, como era antes. Por recomendaciones de Claudio X González, papá, el Presidente Peña aumentó la gasolina de 10 pesos a 20 en el sexenio, revísenlo», dijo.

«Nosotros no hemos aumentado, en términos reales, el precio de la gasolina, en tres años. Entonces ¿cómo se ayuda? Pues con eso, el no aumentar el precio de la luz, se ayuda a la clase media; el que se reactive la economía, no fue poca cosa el lograr que se ratificará el tratado con Estados Unidos y con Canadá, el llegar a un acuerdo con el presidente Trump».

Según el tabasqueño, la Administración federal ha ayudado a la clase media, gracias a la recuperación de la economía, afectada por la pandemia de Covid-19.

«¿Cómo no se va a ayudar a la clase media si ya recuperamos todos los empleados que se perdieron en la pandemia y ya hay cerca de 400 mil empleos de más, excedentes? ¿Cómo no se va ayudar a la clase media si ha habido más inyección de recursos y hay más demanda, hay más capacidad de compra que beneficia al comercio?», expresó.

Desde Palacio Nacional, atribuyó las críticas contra su Gobierno a la pérdida de privilegios o a cuestiones de carácter ideológico.

«Claro que se ayuda, no es el problema de la clase media, que no esté siendo apoyada, se verdad se está apoyando más a los pobres, porque eso es lo más humano, pero también se está apoyando a la clase media», explicó.

«El descontento es algún sector de la clase media que vivía al amparo del poder público, que obtenía privilegios y el otro descontento es más que nada ideológico, no es que estén afectados».

López Obrador refirió que, en sus conversaciones con los empresarios más ricos del País, ha quedado claro que su Gobierno no ha provocado efectos negativos en sus negocios.

«Hablo por ejemplo con los empresarios, con los más grandes y con todos y le digo: a ver, ¿te ha ido mal, has perdido? Los de arriba, nada, al contrario, han ganado», aseveró.

Insistió en que los señalamientos contra de su Administración son producto de la cancelación de contratos de publicidad a los medios de comunicación, a los que se llegó a destinar hasta 10 mil millones de pesos.

¡Participa con tu opinión!