Antonio Baranda y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Tras advertir que está preparado para enfrentar una traición, el Presidente Andrés Manuel López Obrador embistió ayer a los diputados federales que se oponen a la aprobación de su reforma constitucional en materia de energía eléctrica.
Durante el Informe de «100 días, Cuarto Año de Gobierno», el Mandatario denunció que los legisladores alistan un boicot para frenar los cambios que propuso a la Carta Magna.
Confirmó, además, que está listo para proponer una reforma legal que proteja al litio de la ambición de corporaciones y gobiernos extranjeros.
«Si hay una traición ya estamos protegidos. Informo que, si no alcanzamos las dos terceras partes de los votos para la reforma constitucional, por el boicot de los legisladores entreguistas, conservadores, de derecha, reaccionarios, enviaré de inmediato, al día siguiente, el lunes próximo, una iniciativa al Congreso para modificar la Ley Minera», dijo.
«Que sólo requiere de la aprobación de la mayoría simple de diputados y senadores, para establecer que el litio, mineral estratégico en el desarrollo industrial y tecnológico futuro, ambicionado por las corporaciones y por gobiernos extranjeros, y me consta, sólo podrá ser explotado por el Estado mexicano».
Frente a los integrantes de su gabinete, López Obrador sostuvo que son tiempos de definición y, sin medias tintas, los legisladores tendrán que decidir si defienden los intereses de las empresas privadas, nacionales y extranjeras, o actúan como representantes del pueblo.

¡Participa con tu opinión!