Como reguladores del servicio educativo en Aguascalientes, el director del Instituto de Educación, Raúl Silva Perezchica, señaló que los padres de familia que tienen a sus hijos en colegios particulares no deben olvidar pagar sus colegiaturas y es importante reunirse con los dueños para acordar un posible ajuste en los montos en estos tiempos de aislamiento productivo a distancia.
“Es muy importante recordar que los maestros de los colegios privados y públicos siguen trabajando e incluso dedicándole un mayor tiempo a la jornada laboral, a causa de la atención personalizada estudiante por estudiante, donde muchas de las actividades escolares se realizan mediante plataformas electrónicas”.
El director del IEA recalcó que existen razones para que se continúen pagando las colegiaturas escolares, si bien la cantidad es lo que podría ser revisado por parte de los padres de familia que representan a las asociaciones de cada colegio para abordar el tema con el propietario de cada plantel, es un arreglo entre particulares.
“Lo más importante para el Instituto de Educación de Aguascalientes es que se está cubriendo con actividades académicas los planes y programas de estudio del nivel básico a distancia correspondiente al ciclo lectivo 2019-2020”, recalcó.
Raúl Silva Perezchica detalló que cada empresa que representa un colegio particular deberá tener sus propios acuerdos en el tema de colegiaturas, porque va en función de lo que ofrece cada una de ellas en este tiempo de estudiar a distancia, porque posiblemente algunos contrataron plataformas, es decir, conocen los gastos que se generan y los que deben recuperarse para pagarle al personal.
En el caso de las instituciones de educación superior, señaló que algunas han tenido que contratar plataformas especiales de acuerdo a sus distintas carreras que ofrecen en la actualidad, y de esta manera mantener el servicio educativo a la comunidad aguascalentense.
“En cualquier nivel educativo, sea básica, media superior y superior, precisamente se requiere el diálogo entre padres de familia y los representantes jurídicos de las empresas educativas y que se tomen decisiones que beneficien a todos”, puntualizó el director del IEA.