En Aguascalientes sí hay casos de hijos irresponsables hacia sus padres de tercera edad que no son atendidos, por lo que la Dirección de Asistencia Jurídica Familiar trabaja para que se garantice su derecho a los alimentos y a tener una vida en familia, así lo señaló su titular, Luz María Sánchez del Valle.

La funcionaria estatal comentó que la instancia a su cargo atiende casos de adultos mayores que acuden con la intención de demandar la pensión alimenticia a sus hijos, quienes tienen la capacidad económica y viven muy bien, pero que no los atienden. “Hay quienes dicen: durante muchos años les di todo y hoy son unos ingratos y no me dan nada, sí los hay, no son muchos los casos, pero sí nos pasa”.

Destacó que ante tal situación la instancia a su cargo hace una comparecencia y trata de mediar para llegar a acuerdos de cómo los hijos se pueden hacer cargo en la cuestión de los alimentos para el padre o la madre de tercera edad, “y sí llegamos a buenos acuerdos, hay otros casos que no y ahí sí nos tenemos que ir por la vía legal para demandar una pensión alimenticia”.

Resaltó que del 100% de casos que atienden, sólo un 5% tiene que ver con pensión alimenticia para adultos mayores, debido a que hay mucho desconocimiento de las personas de la tercera de que existe ese derecho para ellos, “porque es un derecho familiar que pueden ejercer todos los miembros de la familia cuando se encuentran en estado de necesidad”.

Afirmó que los adultos mayores llegan a un punto en el que ya no son productivos, no cuentan con una pensión alimenticia y no tienen acceso a los satisfactores necesarios, “entonces ellos pueden demandar una pensión alimenticia a sus hijos que sí pueden tener la capacidad económica de otorgarles estos satisfactores necesarios para tener una vida de calidad”.

Señaló que la pensión alimenticia a los adultos mayores comprende lo relacionado a la atención médica, hospitalaria y geriátrica y en cuanto a los alimentos tiene que ver con la forma de cómo proporcionarlos, integrándolos al núcleo familiar. “La ley dice que es una obligación de padres a hijos y de hijos a padres, qué genial sería que en cuanto a adultos mayores no tuvieran que exigir a los hijos”.