El Buen Fin de este 2020 tendrá características especiales, y si bien no es un buen año en lo económico, también es cierto que las estrategias comerciales permiten mover el mercado y por tanto, que haya derrama, lo que activa distintas ramas de la economía nacional, expresó el presidente local de la Canaco, Humberto Martínez Guerra.
Subrayó que a pesar de las adversidades que se tienen ahora ante la pandemia por el COVID-19, se ha replanteado el Buen Fin que este año cumple la novena edición de llevarse a cabo de manera consecutiva, y aunque no se tenga la misma derrama económica, hay motivos todavía mayores para no cancelarlo, antes bien, hacerlo para incentivar un poco la economía.
Hay conciencia, dijo, de que las ventas podrían no ser del mismo nivel que años anteriores, dado que las condiciones ahora son por mucho muy diferentes, no obstante, los comerciantes organizados han decidirlo llevarlo a cabo y en breve se darán a conocer más detalles.
En lo general el planteamiento que se ha hecho desde el nivel central, es que en esta ocasión el Buen Fin sea apegado al momento que se vive, de pandemia y crisis económica, de ahí que las promociones serán acordes y la petición a los ciudadanos es que se acaten los protocolos sanitarios.
Y precisamente, pensando en evitar lo más que se pueda las aglomeraciones que generalmente se hacen cuando hay ofertas en las tiendas, es que en lugar de sólo 3 días, se lleve a cabo durante toda una semana, que de momento se ha propuesto sea del 9 al 16 de noviembre, aunque no hay nada preciso al respecto todavía.
Recalcó que esta estrategia se llevará a cabo, “porque necesitamos incentivar la economía e impulsar el consumo responsable, tanto en la inversión que hagan las familias para comprar algunos enseres y distintos productos, también lo haga atendiendo las medidas sanitarias”.
De aquí a noviembre o la fecha en que se determine realizar, serán preparados los protocolos específicos y con la idea de al menos tener una derrama similar a la que se tuvo en 2019, “aquí la estimación sería que lográramos tener ventas como el año pasado, aunque también lo vemos difícil”, pero además, también será una fecha en la que se podrá medir el cierre de establecimientos o apertura de otros.