Claudia Guerrero 
Agencia Reforma

CDMX.- Cuestionado sobre si se contempla una reforma electoral para que las elecciones no cuesten tanto, el Presidente Andrés Manuel López Obrador evitó dar una respuesta pues, dijo, puede ser multado y hasta arrestado por pronunciarse sobre el tema.

“Voy a dejar la investidura en el perchero imaginario, porque me pueden cepillar, como se dice en el beisbol, me pueden multar y hasta arrestar. Como diría mi paisano Chico Ché, bueno, tampoco no, no digo nada.

“Pero sí vamos a tener que seguir hablando de la democracia, sobre eso no podemos callarnos, tiene que haber democracia en el País, se tienen que acabar los fraudes electorales, es una vergüenza lo que hemos vivido en materia de democracia”, señaló en conferencia en Palacio Nacional.