La Fiscalía General del Estado confirmó que, tras investigaciones relativas a la riña campal registrada el pasado sábado por la madrugada en el antro «El Ruidoso» ubicado en la Feria Nacional de San Marcos, las cámaras de seguridad captaron la presencia de hombres armados en el establecimiento. En consecuencia, se está investigando a las personas que permitieron el acceso de estos individuos, a pesar de los diversos filtros de seguridad implementados.
Durante el altercado, se detectó que al menos uno de los sospechosos efectuó disparos con una pistola tipo escuadra que llevaba oculta en la cintura. Este individuo ya ha sido plenamente identificado y está siendo investigado por la Unidad de Combate al Narcomenudeo de la FGE.
Estos hallazgos contradicen la versión del secretario de Seguridad Pública del Estado, Manuel Alonso García, quien había declarado que los disparos fueron realizados por policías estatales como medida para disuadir la riña.
Se determinó que la riña se desató cuando un artista de corridos tumbados, Chicho Castro, interpretaba la canción «Que empiece el juego», que alude a un individuo conocido como «El Charro», señalado como líder local del CJNG en Aguascalientes.
La trifulca, que duró varios minutos, resultó en la detención de 46 personas, aunque solo tres fueron remitidas ante el agente del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado, incluido el individuo armado.
Además, se confirmó que durante el incidente resultó herido un integrante del equipo de músicos de Chicho Castro, quien recibió un golpe en la cabeza con un hielo lanzado durante la riña.